En busca del profesional perfecto: soft skills

Cada día que pasa queda más patente que la idea de una carrera de por vida ha dejado de ser una realidad para una mayoría de profesionales. El patrón que se tenderá a seguir es el de moverse a través de diferentes sectores de empleo a lo largo de la vida laboral.

 Por ello, cada vez más, los reclutadores y empleadores buscan habilidades que van más allá de las competencias técnicas y experiencia del individuo, y ponen foco en un conjunto de habilidades transferibles o “soft skills” que no son específicas de una profesión en particular, y que son genéricas en todos los sectores de empleo además de contribuir al éxito en prácticamente cualquier posición y organización

Así pues, y aunque un candidato reúna las condiciones y competencias técnicas necesarias (hard skills) para desarrollar el perfil profesional, sin un conjunto bien afinado de los “soft skills ” los empleadores seguramente descarten a ese profesional.

ProHireMe soft skillspng

Un recruiter tiene en cuenta habilidades relacionadas con aspectos de la inteligencia emocional del individuo y que permiten desarrollar un ambiente óptimo de trabajo, como puede ser la toma de decisiones críticas, resolver problemas, fomentar la cohesión del equipo o ser embajadores de la organización para la que trabajan. Entre las habilidades más importantes que buscan los reclutadores de nivel ejecutivo destacan las siguientes:

La capacidad de liderazgo, aquellos profesionales a los que se percibe con una gran confianza en sí mismos, jugadores de equipo que saben guiar al grupo para lograr los mejores resultados. Los líderes son aquellos trabajadores que saben ganarse el respeto de los demás y tienen una gran credibilidad.

Capacidad de adaptación, las empresas valoran enormemente a aquellos profesionales capaces de adaptarse a los constantes cambios que sufren las estructuras corporativas y saben salir de su zona de confort para adquirir nuevas habilidades, superar retos y navegar, aun cuando no hay un rumbo claro.

Agilidad en la toma de decisiones, esto supone que a la hora de decidir, el trabajador posea una visión de 360 grados que le permita hacer una valoración global teniendo en cuenta las alternativas posibles y sus repercusiones, siempre huyendo de soluciones a corto plazo.

El poseer una gran capacidad de comunicación, en este caso en dos vertientes, por un lado, la que permitirá desarrollar relaciones constructivas de trabajo y gestionar de una manera más eficaz los conflictos, realizar un feedback de manera madura y evitar caer en valoraciones subjetivas del trabajo realizado. Y por otro, el ser buenos comunicadores y saber presentar la información de manera clara y efectiva, tanto dentro como fuera de la organización.

Organización y gestión del tiempo, entre otros, implica ser capaz de priorizar, planificar y gestionar los medios con los que se cuenta de la manera más efectiva posible. Estas habilidades son de las más valoradas ya que permiten ahorrar tiempo y dinero en una organización.

Y ya por último, la creatividad para dar con la mejor solución. Aplicar la creatividad para solventar problemas así como valorar diferentes alternativas para superar retos y resolver dificultades también son habilidades que los empleadores destacan.

ProHireMe soft skills image

Éstas son algunas de las habilidades que se tienen en cuenta a la hora de valorar un perfil profesional. Desde ProHireMe incidimos en la importancia de tener estas habilidades desarrolladas, pero sobretodo visibles para los empleadores y así aumentar nuestra empleabilidad y alcanzar nuestro siguiente nivel profesional. Todo candidato que quiera posicionarse competitivamente en el mercado laboral y progresar ante una oportunidad profesional debe ser capaz de transmitir su valía en cuanto a estas “soft skills” que hemos mencionado. En ProHireMe sabemos cómo hacerlo y como siempre estaremos encantados de ayudarte.¡Escríbenos a info@prohire.me !

 

Mercados Privados de Empleo

mercado laboral ProHireMe fuente shutterstock

Muchas organizaciones tienen su propia página web de empleo, donde se publican las ofertas de trabajo. Las webs de empleo más sofisticadas permiten a la organización gestionar las solicitudes de empleo con sus propios filtros inteligentes, facilitando la revisión digital de candidatos (por ejemplo empleando pruebas online de competencias) previamente a cualquier intervención manual.

Hay que tener en cuenta que las organizaciones más grandes y globales pueden llegar a recibir cientos de miles de solicitudes de empleo al año.

Debida a la disponibilidad de perfiles e información sobre profesionales en la web, muchas organizaciones llevan a cabo sus propias búsquedas para candidatos especialistas y/o con experiencia, utilizando técnicas de búsqueda digital.

También se fijan en candidatos internos y profesionales que vienen recomendados por los propios empleados de la organización.

El resultado de esta transformación es que actualmente muchas ofertas de empleo (se estima que en EEUU es más del 50%) no aparecen en ningún agregador o página web de empleo.

Si tu objetivo es trabajar en una organización que no suele publicar ofertas a través de terceros, procura visitar su página web para comprobar si existen ofertas interesantes y además procura mantener actualizado tu perfil en las redes profesionales y siempre enfocado al trabajo que buscas.

 

¿Un nuevo trabajo? ¿Qué busco?

En estos días de exceso de información, donde literalmente se publican millones de ofertas de empleo en todo el mundo, una de los grandes retos a la hora de buscar empleo es saber por dónde empezar, qué organizaciones te convienen, en qué lugar, y en definitiva qué trabajo es el que más te conviene. Esto es normal.

Empieza por pensar en lo que deseas trabajar – ¿tienes movilidad y disponibilidad para viajar o tienes que residir en una ciudad específica? A continuación, piensa en qué aspectos de tu trabajo hasta la fecha has disfrutado de verdad , y tomando como base estas experiencias y características piensa en qué función, sector y el tipo de trabajo que encaja contigo y te gustaría desempeñar. ¿Estás seguro de que tus competencias y habilidades te permitirán tener éxito? Si no es así, replantéatelo.

Ten claro en tu mente por qué quieres un nuevo trabajo y/o dejar tu trabajo actual. Te ayudará a reconocer tus fortalezas y debilidades y, al mismo tiempo a definir tus preferencias y inquietudes para identificar aquellas vacantes de tu interés.

En definitiva, te ayudará a centrarte en las oportunidades que se adaptan a tu personalidad y ambiciones profesionales. Muy a menudo nosotros mismos ignoramos lo que realmente nos gusta y no nos gusta, y nos encontramos en un trabajo que no es para nosotros.

Es esencial que pienses con detenimiento y tengas claro el trabajo que quieres hacer y el tipo de organización a la que te quieres incorporarte, de tal manera que avances en tu carrera de manera sólida y positivamente sobre cada puesto y etapa anterior.

Invierte todo el tiempo que necesites hasta tener esto claro y meridiano.

Mann mit Fernglas