¡Son las keywords, estúpido!

by Sergio Farré

(artículo publicado en el blog de   , el ver en  goo.gl/6EmJ6o

Keywords para buscar empleo

Si alguna vez has enviado tu CV a una oferta de empleo en la que considerabas que eras el candidato perfecto porque cumplías todos los requisitos y ni siquiera has recibido una llamada, seguramente el motivo es que no has pasado el primer filtro automático.

Como sabrás, el CV es generalmente un filtro en negativo para excluir candidatos. El primer reto de los reclutadores es seleccionar, de una manera rápida y efectiva, de entre miles de CVs a aquellos candidatos que merece la pena contactar para una posible entrevista.

Este filtro se hace hoy en día digitalmente a través de “keywords” o palabras clave, y también, aunque cada vez menos frecuentemente, manualmente de entre una pila de CVs. Por tanto, no te sorprenderá saber que tu CV será examinado durante unos breves segundos.

Y es que las organizaciones más grandes y globales pueden llegar a recibir cientos de miles de solicitudes de empleo al año. Actualmente muchas de estas organizaciones tienen su propia página web de empleo, donde publican las ofertas de trabajo. Asimismo los portales de empleo más sofisticados permiten a una organización gestionar las solicitudes de empleo con sus propios filtros inteligentes, facilitando la revisión digital de candidatos (por ejemplo empleando pruebas online de competencias o realizando preguntas directas sobre la cualificación y/o experiencia profesionales previas del candidato). Y todo ello previamente a cualquier intervención manual. Por otro lado, debido a la disponibilidad de perfiles e información sobre profesionales en la web y/o redes profesionales, principalmente LinkedIn, muchas organizaciones llevan a cabo sus propias búsquedas para candidatos especialistas y/o con experiencia, utilizando técnicas de búsqueda digital.

Si bien todo lo descrito anteriormente parece obvio, desde un punto de vista del reclutador no deja de ser sorprendente los errores perfectamente evitables que un candidato comete a lo largo de un proceso de selección.

Y es que frecuentemente, el candidato finalista y a quien ofrecen el puesto vacante,  no es el candidato mejor cualificado y el que mejor cumple los requisitos del puesto; sino aquel que menos errores ha cometido durante el  proceso de selección.

Con los primeros filtros digitales lo “dramático” es que si tu CV no contiene las palabras clave adecuadas, el reclutador ni siquiera tendrá la oportunidad de posar su mirada en tu CV: sencillamente ni aparecerás en su primera selección, y por tanto no existirás como profesional al que pueda contactar para una primera entrevista.

Por ello, pon la máxima atención a las palabras clave que describen los requisitos de un puesto vacante porque son las que determinarán si pasas o no el primer filtro.

El próximo 4 de marzo ProHireMe organiza un desayuno en las instalaciones de     donde profundizaremos sobre cómo las nuevas tecnologías, las redes sociales y profesionales y el entorno digital están transformado la manera en que las organizaciones reclutan y contratan. Como en toda competición, conviene conocer bien las reglas del juego, no ser torpe y evitar que nos descalifiquen en los primeros movimientos.