CÓMO IMPULSAR TU CARRERA EN TIEMPOS DE TELETRABAJO

Con la entrada en vigor de la nueva regulación del teletrabajo se establece un marco legislativo a las relaciones laborales entre empresa y trabajador cuando una parte importante de la jornada laboral se realiza en remoto.

Esta serie de normas regirán el teletrabajo en España a partir de ahora y su implantación se ha acelerado por la pandemia del COVID-19, ya que, hasta ahora, no contábamos con una regulación específica.

¿Cómo afecta el auge del teletrabajo en el mercado laboral actual? A continuación, doy unas claves para mejorar nuestra empleabilidad en tiempos de trabajo en remoto.

Una de las grandes ventajas del teletrabajo es que permite conciliar y tener un mejor equilibrio entre la vida personal y profesional. Para lograrlo es importante poner barreras y establecer horarios claros de trabajo en consonancia con los compañeros, jefes y colegas de profesión. De lo contrario, la conciliación puede convertirse en una pesadilla, ya que supone estar prácticamente 24h pendiente del correo y del teléfono para atender cualquier novedad laboral.

Un rasgo diferenciador del teletrabajo es que hace que todos los profesionales estemos en igualdad de condiciones porque prácticamente nadie acude físicamente a la oficina a trabajar actualmente debido a la situación sanitaria del país. Esto hace que las relaciones profesionales sean para tod@s a distancia y de manera virtual.

El componente social se ha eliminado de nuestro día a día, al menos tal y como lo entendíamos hasta ahora, y eso hace prioritario que cuidemos y trabajemos las relaciones mejor que nunca. Por ello, es clave destinar tiempo a cultivar y entablar nuevas relaciones con otros profesionales de manera virtual. Por ejemplo, promoviendo actividades como charlas online o integrándonos en grupos profesionales en redes sociales en los que se tratan temas de nuestro interés para poder entablar o afianzar nuevas amistades profesionales.

En términos de oportunidades de empleo, hay que tener en cuenta que gracias a la explosión del teletrabajo se han borrado las distancias laborales. Han surgido nuevos mercados, nuevos empleadores y, por tanto, nuevas opciones de colaborar profesionalmente en empresas o proyectos en los que antes no podíamos participar por la distancia física. Ahora es posible optar a posiciones y proyectos sin necesidad de estar cerca físicamente. Por lo tanto, es oportuno hacer un análisis del mercado y de las nuevas oportunidades profesionales en remoto, surgidas también a raíz de la pandemia, para valorar qué podemos ofrecer y cómo podemos colaborar.

Cuidar la marca personal siempre es necesario, y ahora lo es aún más para tener visibilidad internamente dentro de nuestra compañía – ya que, de lo contrario, solo los compañeros más cercanos conocen nuestra valía profesional y nuestro trabajo diario- así como externamente. Cuanta más gente conozca lo que hacemos y nuestros talentos, mejor.

Y por último, es imprescindible detectar qué demandas laborales y nuevas necesidades derivadas del teletrabajo podemos cubrir y qué nos hace más valiosos y diferentes en el mercado laboral actual. Solo así podremos aprovechar las nuevas oportunidades que nos brinda la situación actual.

El mercado es cada vez más abierto, dinámico y global, y el teletrabajo acelera este proceso.