FIDELIDAD A TI

Nunca mendigues, te doblegues o te niegues para conseguir un empleo, una posición directiva o cierto estatus económico. Básicamente porque estás renunciando a tu esencia como persona, a tus dones y talentos únicos y a tu #valíaprofesional. Ten fidelidad a ti.

Y conllevará que, antes o después, se produzca una brecha emocional y un desajuste competencial, cada vez mayor, entre tu entorno laboral y tú, y, por tanto, se desencadenará un desequilibrio que terminará por perjudicarte.

¿Cómo puedes evitarlo?

Es primordial que identifiques tu valor diferenciador como profesional y definas tus metas basadas en tu talentos, en tu esencia, en tu identidad profesional.

Cuanto más te mantengas en tu esencia, más oportunidades interesantes atraerás y menos te enredarás con conversaciones y propuestas que no se ajustan a ti.

TEN SIEMPRE CONFIANZA EN TI

¿Y cómo mantenerte fiel a ti y tu confianza permanezca sólida? Tu diálogo interior es clave. Principalmente porque es lo que proyectamos en el exterior.

Tu capacidad para comunicarte con solidez y naturalidad marcará la diferencia, en cualquier situación. Cómo te presentas y expresas lo dice todo de ti. Puedes transmitir confianza o inseguridad. Puedes generar interés o desinterés.

ProTip. Las mejores oportunidades no se las llevan los mejores profesionales, sino aquellos que mejor transmiten su valía.

Y tu actitud y tu estado de ánimo es el pilar de tu comunicación.